Base aérea de Morón de la frontera. Jornada de Puertas Abiertas. 22/09/2007

© Javier Bozzino

 

     Con motivo de las celebraciones de la conmemoración del centenario de la Consolación, se han desarrollado una serie de actividades bajo el lema Jornadas del  Ejército del Aire en Utrera, y entre las que destacamos la Jornada de Puertas abiertas y exhibición aérea que tuvo lugar en la Base aérea de Morón de la Frontera. A ella asistimos, y en esta ocasión,  otra vez la mala  climatología volvió a ser la protagonista. Característica común a la mayoría de los eventos a los que nos hemos desplazado este año. El día amaneció con una densa niebla que cuando disipó fue para dejar paso a formaciones nubosas cuya base estaba a escasos metros del suelo. Un techo de operaciones tan bajo imposibilitaba el desarrollo de las evoluciones de las aeronaves que participarían en las pruebas de vuelo, pero lejos de suspenderse, tanto los participantes, como el personal responsable de la base, fueron aplazando las exhibiciones, esperando en cabecera y saliendo cuando las condiciones garantizaban un mínimo de vistosidad, adaptando las evoluciones a las condiciones cambiantes de visibilidad, en definitiva propiciando que todos los que allí estuvimos, disfrutáramos del espectáculo. Desgraciadamente nuestros compromisos no nos permitieron asumir los retrasos, pero  no por eso, queremos dejar de felicitar al personal de la base y a los participantes por el esfuerzo realizado.

 

   

 

En primer lugar y antes de llegar a la plataforma nos encontramos con los actuales inquilinos de la Base Aérea de Morón, los  Eurofighter Typhoon, que con el código C16, son los nuevos caballos de batalla de una de las unidades con mas solera del Ejército del Aire Español, y cuyo lema "Vista, suerte y al toro", lema que se remonta a los días de García Morato, poco lugar a dudas deja en cuanto a su cometido dentro de las fuerzas aéreas.

   

Ya en plataforma nos encontramos con una muestra bastante completa  de las aeronaves que han servido en la base, y que hablan de su historia.La historia de una base aérea,  es una historia de cambios, fruto de la evolución tecnológica del material para la que se destina; la aviación.

   

    Los inicios de la base aérea de Morón, se remontan a 1940, año en el que comienzan las obras  en el Aeródromo Militar Vázquez Sagastizábal, nombre original de la Base. De aquella primera época son los Fiat CR-32 Chirri de la Escuela de Caza. En sus libros quedan la formación de 500 pilotos. El primer relevo se produce en 1956, cuando la Escuela de Caza se traslada a la Base Aérea de Talavera y su lugar es ocupado por el Ala de Bombardeo Ligero núm. 7, con material Heinkel 111. Ese mismo año dicha unidad es destinada a Málaga y  su lugar es ocupado por los North American F-86 Sabre, que con la denominación C.5 constituyen el Escuadrón 51 perteneciente al Ala de Caza Nº 5. Estas aeronaves se incorporan a nuestra Fuerza Aérea fruto de los acuerdos de cooperación firmados con EEUU,  en los que se incluye la utilización  conjunta de determinadas bases con la USAF, entre los que se encuentra Morón. Existe un testigo de aquella época expuesto como monumento en una de los cruce del interior de la base.

    En 1970 se reciben los primeros Northrop F-5 construidos por C.A.S.A. en Getafe,  constituyendo el Ala Táctica núm. 21, con los 211 y 212 Escuadrón . Los famosos "Gallos de pelea", nombre por el que son conocidos y cuyo animal pasa a forma parte del escudo de las distintas unidades. La prensa internacional especializada, los considera "La Unidad operativa más entrenada de Europa".
   

       

 

         Aunque dicho avión fue retirado de servicio en 1992,  siendo los elegidos como representante de dicha época los modelos  biplazas, que con designación AE9-, y destino en la base de Talavera, sirven al cometido de enseñanza, encuadrados en, nosotros encontramos un testigo de aquella época...

 

       

 

En 1976 se reciben los  HA220 Supersaetas, que constituyen el 214 Escuadrón y con quien convive hasta 1981. Año en el que son dados de baja. Curiosamente el modelo expuesto, es un antiguo centinela en restauración, que solo posee de Supersaeta las tomas de aire, siendo en realidad un HA200.

 

       

   

Dados de baja los F-5, toman el relevo, de forma provisional, los CASA C-101 procedentes de la Academia General del Aire y de la Base Aérea de Matacán.

 

 

 

En esas misma fechas, se desactiva la Base Aérea de Jerez de la Frontera (Cádiz), y su Ala 22, siendo transferidos a Morón los P.3 Orion  que se incorporarían como Grupo 22 del Ala 21.  En el traslado se incluye un viejo Albatross, antecesor del Orion...

 

              

   

 El siguiente en tomar el relevo, en esta ocasión en 1996, es el McDonell Douglas F-18, con la incorporación de los ochos primeros ejemplares, procedentes de la  Base Aérea de Zaragoza donde han sido revisados, y que constituyen el Grupo 21.  Su  denominación es C.15 en nuestro inventario. Con este relevo los C101 regresan a sus bases.

 

   

    

El 30 de julio de 1999 se desactiva  la Base Aérea de Manises (Valencia) y el Ala 21 cambia su denominación  por Ala 11 , recibiéndose el legado histórico del legendario García Morato. La constituyen el Grupo 11 (111 escuadrón)  y el Grupo 22 (221 escuadrón). En el 2004 el C.15 es relevado por el C16. La incorporación del Eurofighter, que seguirá hasta completar dos escuadrones, supone disponer del material más moderno, equiparable al reto de fuerzas aéreas aliadas, que también disponen de este modelo.

   

   

 

Actualmente conviven con el Ala 11, el 496 ABS y el 18th SSS de la USAF, al tratarse de una base de utilización conjunta, y cuya importancia estratégica ha vuelto a tomar protagonismo, tras el recrudecimiento de los conflictos iniciados en Oriente Medio. Ejemplo de esto lo encontramos en el material que vimos en la plataforma.

 

   

       

 

Un repaso a la historia de la Base. Esta vez a través de la visión de las toberas de sus moradores.

 

       

   

   

En la plataforma también vimos...

Un C.16 con todos sus suministros, desde combustible (Incluido camión) hasta vehículo para el municionado.

 

   

 

Un extraño Aviocar operado para la Agencia Tributaria.

 

Una impresionante línea de vuelo,  entre cuyos integrantes encontramos, además de los Eurofighter españoles, uno  de la RAF y otro de la Fuerza Aérea Italiana.

 

           

   

También dos F18, de los que el biplaza participaría en las demostraciones en vuelo, tras un largo periodo de espera en cabecera, a que mejorasen las condiciones de visibilidad. Nosotros solo pudimos presenciar el rodaje a cabecera.

 

       

 

Un CN235 de la Fuerza Aérea Brasileña

 

           

 

 A Ramón Alonso realizando operaciones de mantenimiento bajo su Sukhoi.

 

 

Estaciones móviles de RADAR.

 

 

Un Lockheed P-3 Orion con todo lo que puede cargar.

 

   

La estática de la Patrulla Aguila.

 

       

   

 

En cuanto a las demostraciones de vuelo...

Los primeros en levantar expectación fue la llegada de los helicópteros de la Armada, procedentes de su base en Rota.

 

                

 

Secuencia completa de las evoluciones de un P-3 Orion del Grupo 22, desde la puesta en marcha, al abandono de pista tras la toma.

 

           

           

 

Una Piper J3C65 (LH4) Cub.

 

       

   

 

Y  Para nosotros, el cierre correspondió a la Patrulla Aspa.

       

       

       

 

Cuando nos íbamos en  la plataforma había este ambientazo.